Desarrollo de tolerancia a las medidas de control

No es nada nuevo, exactamente, pero viene bien recordar, como hacen en Versvs, cómo el paso del tiempo y las formas en las que se construye el discurso del control contribuyen a aumentar el nivel de tolerancia de los ciudadanos a medidas de restricción de derechos:

No desarrollamos tolerancia a la idea de estar controlado, a nadie le gusta sentirse controlado, sino que dejamos de percibir el control como tal creándose una diferencia entre el control real al que estamos sometidos y el control percibido. Esta diferencia entre lo real y lo percibido hace no seamos completamente conscientes de hasta qué punto existen controles y todo está vigilado, reduciendo toda posibilidad de oposición a esta vigilancia.

Más en Versvs.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 comentarios

  1. Yo creo que una de las argucias más utilizadas para que no percibamos el control como tal es que se nos presenta como si fuese siempre “por nuestra seguridad”. El otro día pensaba en eso porque vi la noticia de que se han instalado cámaras en la calle Montera aquí en Madrid y en más sitios. Da mucho miedo, pero si las autoridades dicen que es por seguridad, los vecinos apoyan alegremente que se les controle y se les vigile las 24 horas del día. Lamentable.

  2. @elena: claro, a eso nos referimos cuando hablamos de la construcción del discurso del control: además de la consabida seguridad, o seguridad nacional, está la segunda parte: si no tienes nada que ocultar, no tienes nada de que preocuparte, o peor aún: si te opones a las medidas de control es que eres un delincuente o un terrorista.