Nueva Ley de Conservación de Datos

Estamos tan acostumbrados a ver los recortes de libertades que ocurren en USA con la excusa del terrorismo, que a veces se nos pasan los que ocurren en nuestra propia casa. Aprobada la nueva Ley de Conservación de Datos en Comunicaciones Electrónicas y Redes Públicas en el Congreso de los Diputados por unanimidad el 4 de Octubre:

En definitiva, los datos que deben ser guardados, son extraordinariamente comprometedores para nuestra intimidad, ya que con ellos se puede saber dónde hemos estado, con quién hablamos, cuánto tiempo dura esa conversación, dónde se localiza físicamente nuestro interlocutor, en qué lugar nos encontramos, y para eso basta con que el móvil tenga cobertura y la SIM activada. Las páginas web que visitamos, nuestro banco, las compras que hacemos por Internet, los correos que enviamos, a quién se los enviamos y cuándo, y qué descargamos y con quién intercambiamos, en las redes P2P. Todos estos datos quedaran registrados para poder ser observados durante dos años.

Si bien es cierto que la policía necesitará autorización judicial para acceder a los datos, también lo es, que la interceptación de las comunicaciones se lleva a cabo de forma sistemática e indiscriminada, sin que medie una orden judicial. Por otra parte los datos no se entregan al juez para que discrimine cuales son relevantes para la investigación y cuales no, sino que se entregan directamente a la policía o al CNI, quienes podrán disponer de ellos a su antojo sin control alguno.

Para los que se vean tentados a pensar: “a mí me da igual, yo no tengo nada que ocultar”, decir que es una Ley que no se dirige al delincuente, sino a todos los ciudadanos. Es una Ley preventiva que no distingue entre sospechosos e inocentes y existe riesgo de abuso.

Por no decir que los responsables de almacenar esos datos y de su confidencialidad serán empresas privadas. Para su uso en una investigación criminal será necesario contar con autorización judicial, pero existe toda una cadena de custodia de esos datos que no tendrá esas garantías. Por no hablar de las situaciones en las que se salte directamente la garantía judicial a través del secreto de Estado, y de los peligros que esta normativa supone para activistas políticos, por muy pacíficos que sean.

El origen de la Ley es una Normativa Europea, de trasposición obligatoria al cuerpo legal de todos los países miembros de la UE.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

6 comentarios

  1. Manuel

    En un teléfono móvil de tarjeta con Orange, he recibido un mensaje recientemente, quizá sea una consecuencia de esta nueva Ley. Lo indico aquí para salir de dudas de si es correcto o un intento de fraude. El mensaje viene de 80500 y dice así:
    “Orange info: La nueva Ley de Datos obliga a que nos facilite sus datos personales en cualquier tienda Orange antes de Nov09 para que su línea no sea desactivada.”
    Espero una aclaración si me la podéis dar.
    Gracias.
    Manuel

  2. Al no ser cliente de Orange, no se si el 80500 es el número habitual desde el que realizan sus comunicaciones a clientes. Sí que es cierto que la nueva Ley obliga a identificarse a los que compren una tarjeta prepago, pero la verdad, desconozco si los números en tarjetas preexistentes también han de estar identificados.

  3. Carlos, os que temos tarxetas prepago, e eu son de Movistar, temos que identificarnos igualmente, eu fun o nadal pasado a preguntar na tenda de Telefónica na rúa do Paseo e a pesares de ter os meus datos xa no seu sistema pedíronme decirllos de novo para estar seguros de que non me eliminasen o número de teléfono.

  4. Pois moitas gracias pola información. Duda resolta.