usted es libre de:

samplear, remezclar, o transformar de manera creativa esta obra con fines comerciales o no comerciales.

derechos de autor

El plan original de Ildefons Cerdà para el Eixample, de mediados del siglo XIX, imponía un máximo de 3 alturas, y el cierre de cada manzana por sólo dos de sus lados, dejando los otros dos lados, y todo el interior, para jardines y parques. El plan ya fue remodelado al poco de aprobarse para permitir más alturas y la construcción en los cuatro lados de las manzanas, además de en el interior de las islas (la parte interior de cada manzana). Los dos pegotes de la foto son más recientes.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 comentarios

  1. jaja, ya, hice mi “tesis” sobre el Pla Cerdá ;P Te imaginas lo guapo habría sido el Eixample si no se había modificado el plan original…. los jardines en cada manzana sería un mundo aparte del laberinto de hormigon que es actualmente 🙁

    Me gustra mucho la foto! Ya verás, generaciones mas adelante estudiarán “los pegotes”, tal como hacen pero excavando los arqueólogos, pq seguro que añadirán más encima y cada nivel será representacion de una epoca ;P

  2. Tampoco es tan feo el Eixample. No más que cualquier ensanche de cualquier ciudad. Pero si es cierto que de lo que podía haber sido a lo que es, hay un trecho largo. Y si aún encima le añades cosas como las de la imagen…

    La foto en sí no es gran cosa. Paso por delante todos los días para ir a trabajar, y el otro día cambié un poco de ruta y vi estos edificios desde otro ángulo mucho mejor. Pero gracias de todos modos! 🙂