Fariña era un libro necesario. Hacía falta arrojar luz sobre una época que ha formado toda una mitología dentro y fuera de Galicia. Pero no es el libro definitivo sobre el narcotráfico en Galicia.

Aunque está muy bien documentado, Fariña es un libro superficial, que intenta contar demasiado sobre demasiadas cosas en demasiado poco espacio.

Pero se lee como un tiro (broma intencionada), es entretenido y la sucesión de anécdotas es como una conversación de bar, llena de batallitas difícilmente verificables y de frases para la posteridad.

3 estrellas en Goodreads